Lebeña

El final del desfiladero de la Hermida nos lleva hasta Lebeña, cuya iglesia algo apartada del pueblo constituye el mejor ejemplo de arquitectura mozárabe de Cantabria. Junto a ella un tejo milenario y un olivo agregan simbolismo al lugar. En Lebeña se fabrica un apreciable queso artesano.